Viajes

Recuerdos de un gran viaje africano

Pin
Send
Share
Send


29 de Agosto de 2011. !! Que rápido pasa el tiempo !! Parece que fué ayer cuando salíamos de casa con nuestras mochilas y toda la ilusión del mundo. Atrás quedan las sabanas de Kenia, los densos bosques de Uganda o Rwanda, los volcanes de RDCongo, las grandes ciudades de Nairobi, Mombasa, Kampala o Kigali, las preciosas playas de Diani o la increible fauna que nos depara esta naturaleza y que tenemos en peligro de extinción. Volver al hogar no es un paso atrás, es el mejor momento de todo viaje, pues es a partir de ahí cuando posiblemente comencemos a valorar lo que aquí nos traemos. Volvemos a España…

Nos duelen todos y cada uno de los mil puntos que descubrimos que debe tener el cuerpo. Ya no sólo por el esfuerzo del descenso del Volcan Nyiragongo, sino porque anoche caímos rendidos en el vuelo de KLM que nos lleva a Amsterdam y las posturas que hemos debido coger habrán sido las más propias de un "cocopuzzle"

Con una puntalidad esquisita aterrizamos en el Aeropuerto Internacional de Amsterdam por primera vez en nuestra vida, ya que nunca nos había coincidido hacer escala aquí y cuando visitamos el país en 1993 lo hicieramos en coche.



Aquí, y tras un mes por África, lo primero que nos "sorprende" es el carácter de la gente, mucho más seco, las caras de rutina y las carreras y stress por la terminal. Rápido nos damos cuenta que esto es lo que nos espera los próximos meses… la dura vuelta a la realidad que nos volverá a absorber.

No obstante, mucha gente nos ha repetido en estas fechas una frase o lema que hacemos muy nuestro. En estas horas posiblemente estemos despidiéndonos de África por quizás algún tiempo (volveremos más pronto que tarde, no tenemos la menor duda, pues nos ha enamorado de una manera que no conseguían otros destinos recientes) pero hay algo que tenemos muy claro, Africa nunca nos abandonará a nosotros.

Mientras esperamos el nuevo vuelo que nos llevará hacia Madrid, aún recordamos los objetivos que nos llevaron aquí… esa vida animal de valor incalculable que tiene esta parte de planeta, ese primer animal, el GENERUK que nos daba la bienvenida en Samburu hace ya 30 días…


… por supuesto, ese denominado BIG FIVE que integran los magestuosos elefantes, el leopardo fantasma, el desaparecido rinoceronte, los imponentes búfalos y los impasibles leones…







… los no menos fascinantes, que hemos denominado SMALL FIVE, como son los temibles hipopótamos que nos enseñaron su cara más tierna, el estiloso guepardo, las falsas hienas, las simpáticas jirafas o los pacientes cocodrilos…







… y aquellos que no difieren tanto de nosotros como los monos azules, los curiosos chimpancés, los impresionantes gorilas de montaña, los ladrones babuinos o decenas de especies que darían lugar a un sólo artículo





También nos ha apasionado la gran cantidad de contrastes que nos han deparado sus ecosistemas, y las experiencias que de ellos nos traemos. Desde esas manadas de elefantes jugueteando al atardecer en las faldas del Kilimanjaro


a los densos bosques de Kibale o Bwindi Impenetrable N.P. de Uganda…


… pasando por una de las mejores experiencias de nuestra vida en el crater del volcan Nyiragongo


… los preciosos canales o cascadas de Kazinga o del Nilo y de las Murchison Falls


… la sabana de acacias que sobrevolamos en globo en uno de los lugares imprescindibles de este planeta, Masai Mara…


… ese fuego de Masais que nos acogió en la fría noche de Loita Hills…


… ese descanso que nos proporcionó las playas del Este del continente, un kit-kat perfecto para continuar el viaje…


… y por supuestos, esos amaneceres y atardeceres, para muchos los más bellos del planeta…


Pero si tuvieramos que elegir algo por encima de todo, son sus gentes. Hemos visto miseria en el norte de Kenia o en RDCongo, mucha pobreza en Kenia o Uganda, algunos excesos en Ruanda y, posiblemente, lugares algo más "tensos" de lo que deberías. Lo que no hemos dejado de ver es sonrisas, amabilidad, generosidad, ocurrencia e inconsciente felicidad de los niños en un lugar del planeta donde tener 4 o 5 por familia, algunos sin escolarizar para trabajar, es el día a día.



Hemos repartido libretas, lápices, caramelos (ya ya), camisetas y todo el cariño que hemos podido… aunque nunca será suficiente.


Mientras ya habrá tiempo para desarrollar el habitual resumen final de viaje, casi hemos completado el penúltimo trayecto de 2 horas y media que nos lleva de Amsterdam a Madrid, nuevamente con puntualidad.



Una rápida comida con una buena cerveza en la terminal (15.40 EUR) y un último vuelo con media hora de retraso (Iberia, ¿que raro no?) nos deja a las 17'00 del 29 de Agosto de 2011 en el Aeropuerto de Alvedro… y allí llegan las primeras despedidas.

El grupo se divide, y aunque estaremos cerca y nos vemos habitualmente. Juve y Ruth, Paula e Isaac, sabemos que lo que nos da un viaje como este es muy dificil encontrar en el día a día. Eso si, hemos hecho el mejor equipo para un viaje. Juve, ¿como va ese que llevas preparando una temporada para ir pensando en los siguientes? jeje


… 29 de Agosto de 2011 a las 17'00 significa algo más. Significa también que hace casi exactamente 31 días, 1 mes, desde que salíamos por la puerta. Hasta la cara nos ha cambiado, a alguno más que a otro, jajaja


!!! MUCHISIMAS GRACIAS A TODOS !! Familia, amigos, lectores y anónimos, porque hemos sentido vuestro calor hasta en los momentos que más incomunicados estabamos.

Una aventura se cierra, un viaje, una experiencia. Es hora de recopilar recuerdos (que nos hemos traido un montón, nos enamoramos de la artesanía), fotos, momentos y comenzar una nueva cuenta atrás… Antes, a finales de septiembre, nos espera una pequeña parada. Pero todo ello ya son parte de otras experiencias…


Isaac y Paula, ya en el hogar en A Coruña (España)

GASTOS DEL DÍA: 15.40 EUR

Video: Fotos inéditas del viaje a África por Meghan y Harry (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send