Viajes

El Parque Nacional Kibale Forest

Pin
Send
Share
Send


Pensábamos estos días, ya 20 de viaje, ¿Cual es la magia de África que tanto enamora?. Es posible que la magia resida en la increible belleza de poder admirar animales salvajes en verdadera libertad, en su habitat. O quizás el corazón de la magía reside en su vida tradicional todavía virgenes, sus costumbres, su capacidad para invocar a sus dioses y sus rituales mágicos. O puede que lo sea su historia, su música o un compendio de todo. Hoy tenemos mucho trayecto para pensar ya que nos adentramos en otra parte de la África negra, estamos en Kibale Forest.

Posiblemente las escenas mas enternecedoras de un trayecto por Uganda, no sean nisiquiera sus preciosos paisajes, cuya aranjada carretera atraviesa entre la verde vegetación, ni su diversa fauna de mamiferos, aves o insectos… las escenas mas enternecedoras son esos niños que con esa sonrisa que te regalan y ese "how are you? how aree youuu?" al tiempo que saludan con la mano dejan atras la seriedad de las grandes poblaciones, y hacen olvidar (al menos por un momento) una vida de agricultura y ganadería, pequeñas casas de madera y pobreza, mucha pobreza. Aqui no existe el dinero. El trueque sigue siendo la moneda de cambio. Hasta para casarse hay que pagar vacas a cambio.

Hemos madrugado mucho para ser los primeros en atravesar el ferry, tras hacer el checkout y pagar una lavandería de aquello donde el jabon de lagarto ya no haría nada efectivo (20.000 UGX) y lo hemos conseguido. A cambio, la naturaleza nos devuelve más imagenes que sólo África te puede dar y que el recuerdo nos volverá a traer durante mucho tiempo. Son esos hipopotamos acabando de comer y volviendo al agua apenas a 5 metros de nosotros.y ese bonito amanecer, el más bonito que hemos visto en 20 días de viaje


El ferry comienza a circular a las 7'00, con los primeros rayos de luz. Antes sería muy peligroso, por la ausencia de luz y por la cantidad de hipopotamos fuera del agua. !! Menos mal que ayer llegamos por los pelos !!



Tenemos un largo trayecto, más de 300 km, que aunque en España serían ebtre 2 y 3 horas, hoy la carretera nada tiene que ver con la asfaltada que nos llevara a las puertas de Murchison y preveemos que no tardaremos menos de 10 horas.

No obstante, el viaje nos deja lugares realmente espectaculares. Según comenzamos a subir, podemos ver el Lago Albert y las tierras de R.D.Congo a lo lejos


El Lago Albert ofrece a los lugareños otra forma de vida. La pesca y otras actividades permitian completar las necesidades básicas de una población ugandesa, pobre, pero a la que no falta agua para sus cultivos



La lluvia de la noche hace que los caminos aranjados casi en su totalidad arcillosos, estén en algunos puntos en muy malas condiciones. El contraste de su color aranjado con el intenso verde que nos rodea es algo que no hemos visto antes en ningún lugar del mundo y posiblemente sea uno de los iconos de este país que nos llevaremos con nosotros. Así como el dolor de riñones… !! ni Ruth ni Isaac que se duermen en una piedra pueden hacerlo aqui !!




Nos llama la atención la especie de vacas que hay en esta zona oeste del país (de hecho solo existen en esta zona). Son vacas del antiguo Reino de Ankole, caracterizadas por sus enormes cuernos y porque su precio puede llegar a costar hasta 700.000 UGX. De hecho, al propio presidente se le conoce como el campesino porque posee gran cantidad de ellas. Además se les aprovecha todo, dan leche, dan carne y se aprovechan su cuero y cuernos.


En Uganda los guías y choferes, al contrario que en Kenia, no duermen en nuestros alojamientos. Ellos nos dejan y buscan otros más modestos, que en ocasiones llegan a ser casas de adobe como las que utiliza la población local. !! Cuanto nos gustaría poder pasar una noche en ellas !!

Las motos y bicicletas hacen a veces de transporte improvisado de hasta leña. Las mujeres haran la tierra o transportan en sus cabezas en perfecto equilibrio enormes bidones de algo parecido a bidones para traer agua del arroyo. Un poco de leña es un brasero más que suficiente para calentar una buena comida o para obtener fuego y poner más acogedora esa casa donde pasar la noche. Cosechas de yuka, matokes, té. Piés descalzos, siempre descalzos… y más niños, que rápido salen a la carretera a saludar energicamente con sus manos a estos "muzungus" (blancos aunque Ruth e Isaac no lo parezcamos) quedando felices al agitar nuestras manos o al darles unos caramelos. Esto no tiene precio. Ninguno que le podamos poner.




Aún no os hemos hablado de nuestro transporte. Desde que salimos de Kampala nuestra furgoneta "descapotable para safaris" es algo parecido a esto…


Ah nooo!! Esa no!! Jajaja. La MATOKARRO es una pequeña furgoneta de 6 plazas en la que hacemos parte de nuestra vida. Por tener, tenemos ya hasta espacios comunes donde tenemos la cocina (ese embutido al vacio que viene de España, que bien sienta… ), el despacho y almacén (donde vamos guardando los regalos), el cyber (donde publicamos los relatos del día) e incluso el merendero, jajaja

El equipo los formamos, además de nosotros, Norman. que sigue siendo un encanto de persona, y Alí, nuestro fast-driver


En una de las multiples paraditas que hacemos por el camino (vamos parando donde vemos algo que nos llama la atención), Alí aprovecha para acercarse a un taller a ver un ruido del ventilador y nosotros para tomar ese té mañanero. Las chicas acceden a la parte trasera buscando los "toiletes" y… digamos que los encuentran. Un agujero en el suelo comunicado directamente con la fosa séptica y un insorportable olor que hace inevitable el aguantar la respiración que bien merecen un video que pondremos a la vuelta

Otra parada la hacemos para comer, al lado del camino, mientras los lugareños nos admiran extrañados

Pero donde no podíamos dejar de parar es en el !! HILTON HOTEL !! Jajajaj, hay que reconocer que la gente le echa mucha imaginación. Eso si, el bar tenia todo tipo de rones de Uganda. Habrá que probarlos. De momento nos llevamos unas aguas (3000 UGX)



Van casi 9 horas de camino cuando pasamos Fort Portal, casi una pequeña ciudad después de todo lo que nos hemos encontrado. A partir de aquí tenemos 1 hora hasta Kibale. Aprovechamos también para leer un poco de historia de este complejo conglomerado de reinos. Que si Buganda, Bunyoro, Ankole, Toro… hasta que llegaran los ingleses y firmaran tratados con todos ellos ya en pleno expansionismo colonial de 1890. Y es que al igual que en Kenia, Uganda estuvo bajo influencia británica durante la colonización africana de finales de S.XIX hasta que estallaran las sublevaciones bajo la dirección de Musazi en 1949 y un largo periodo de inestabiliad llevará a la independencia en 1963. Sin embargo, ésta no consiguio la estabilidad necesaria y Uganda tuvo hasta la actualidad golpes de estado, invasión de tropas de Tanzania y fuerzas guerrilleras. Desde 1996, las primeras elecciones llevaron al poder a Museveni… y en 2011 seguimos con él con unas fraudulentas elecciones de Marzo de este año.

Entramos en un mundo diferente, de colinas, de plantaciones de té y monos… muchos monos. Estamos en un bosque que más parece una jungla de 770 km2 llamada Kibale Forest

… y los primeros que nos reciben (y mira que hay más de 12 especies de mono) son los babuinos de los que no nos libramos



Seguimos adentrándonos, y más y más… hasta un momento en que la vegetación se come hasta la propia carretera. Hemos llegado al Primate Lodge, una especie de casa de campo situada en pleno bosque tropical donde alojarse es una verdadera maravilla.


Segun llegamos nos dan una cabañita de 2 pisos, y una especie de tented camp en lo más profundo del bosque (incluso se tarda varios minutos andando desde recepción y no tiene nada más que naturaleza alrededor, propinilla para el de las mochilas 5000 UGX). Dormir con los sonidos de la jungla, disfrutar de una buena "ducha fria" (jaja) será otra experiencia en si misma



El pequeño campamento esta lleno de auténticos senderos para explorar. Si pudieramos, estaríamos días aquí metidos. Y aunque nosotros iremos a por la busqueda de un mono en concreto, aquí se pueden encontrar Colobos, Babuinos, Monos de la Cola Roja, Monos plateados, etc…




Ya hemos cenado (8.500 UGX). Mañana nos espera un treking en busqueda de un animal que tiene rasgos y comportamientos muy parecidos a nosotros (a alguno más que otro), el CHIMPANCÉ, pero eso y como nos adentramos en la jungla es una aventura para mañana


Paula, Ruth, Juve e Isaac, desde Kibale Forest (Uganda)

GASTOS DEL DÍA: 36.500 UGX (apróx 9.43 EUR)

Video: TRAVEL UGANDA KIBALE NATIONAL PARK CHIMPS DAY 3 2017 (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send